Un blog colaborativo de Literatura Infantil/Juvenil en el que además de encontrar reseñas de cuentos con actividades, descubrirás reseñas de libros de pedagogía y educación para padres y maestr@s, también listados de cuentos por temáticas, y muchas otras cosas relacionadas con la animación a la lectura.

Poco a poco el contenido del blog irá creciendo. A día de hoy hay apartados que están vacíos porque tienen que enriquecerse con todas las aportaciones tanto de los colaboradores, como de los lectores del blog. Cualquier persona que siga el blog puede participar haciendo sus contribuciones, bien con alguna actividad, con algún título para las listas temáticas, con alguna imagen de un Rincón de lectura o una frase relacionada con la literatura..., o convirtiéndose en colaborador.

Navegando por el menú superior y la barra lateral iréis descubriendo todos los apartados del blog. Y si quieres saber más sobre quiénes formamos el blog puedes pinchar aquí.

Por fin ve la luz un proyecto que llevaba mucho tiempo rondando por mi cabeza. Desde luego no hubiera sido posible sin la gente que ha confiado en él y de manera desinteresada se ha unido a esta aventura.



Gracias por hacer posible un sueño

La sonrisa de Daniela


Dicen que el Efecto Mariposa es que el aleteo de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo, pero ¿qué pasa con el efecto de una sonrisa?





Daniela al salir de casa y notar el calor del sol, sonrió, y su sonrisa se fue volando cual mariposa, posándose en otro habitante de ese mundo, haciendo que su día gris y aburrido se transforme completamente, brindando al aire otra sonrisa. Esta a su vez se posa en otro habitante, y se establece una cadena de acción-reacción con la sonrisa como conector... enriqueciéndose cada vez que entraba y salía de un nuevo personaje.




¿Dónde acabará la sonrisa de Daniela?

La sonrisa de Daniela
Carmen Gil / Rebecca Luciani
Kalandraka, 2007

Tapa dura. Medidas  27 x 21 cm 
40 páginas.
ISBN: 978-84-96388-62-8
Edad recomendada: 3-6 años.

Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)
  • Leer el cuento varias veces de  manera personal, para poder contarlo con la magia que requiere el salir de las palabras, no el leer.
  • Previo a la lectura en el grupo o al niño poner caras de emociones y preguntarle a los niños cómo les hace sentir.
  • Dibujar una sonrisa y regalársela a alguien del cole, o del barrio sin venir a cuento, y que los niños observen la reacción de ese regalo en la gente.
  • Hacer retahílas con los personajes del cuento.
  • “Compromiso-sonrisa”: “Durante una clase, o una mañana, los miembros del selecto club de ......... Se      comprometen a dirigirse a los demás miembros sonriendo. Quedan relevados de sus servicios por ese periodo las malas caras y las caras aburridas.  Firmado”
  • Observar las imágenes del cuento, sin letra, y preguntar a los niños qué les puede pasar a  los personajes.
  • Que rellenen una hoja de color, de manera que a ellos les haga sentir bien, luego preguntarle a los demás como les hace sentir su dibujo.

Enlaces de interés:

Booktrailer.





Libro en Slide Share.

Aquí os dejo el audiolibro creado por mi. 



Pau Glez

Cuentos para hablar. Narraciones breves para hablar, leer y hacer


 “Cuentos para hablar” nacen de la experiencia llevada a cabo con alumn@s de 3 a 5 años, mediante la realización de un programa de estimulación de lenguaje oral.

Estos cuentos presentan una serie de lecturas de diversos temas y vocabulario cercanos al niñ@, realistas, imaginarios o científicos, con alguna moraleja al final, para fomentar valores como la amistad, respeto por los animales, higiene, la familia…. Son cuentos interactivos y pretenden ayudar a los lectores con limitaciones lingüísticas a desarrollar una mejor comprensión lectora, gracias a textos adaptados y ejercicios dirigidos, y/o a la adquisición de praxias bucofaciales, del ritmo, de la discriminación auditiva a la riqueza de vocabulario y del lenguaje expresivo. Estos cuentos están preparados para ser contados con el grupo-clase y toman como base la interacción oral dirigida entre el profesor/a y los alumnos y llevados a cabo con una entonación, ritmo y articulación adecuados, precedidos de onomatopeyas y praxias que se pretenden trabajar en cada cuento.. Son un elemento más dentro del área de comunicación y representación en Educación Infantil, de manera que ofrezcan respuesta a los alumn@s con necesidades lingüísticas y a aquellos que presenten una competencia lingüística incompleta. 

Uno de los objetivos de este libro es proporcionar al profesorado este recurso didáctico que permita llevar a cabo la tarea educativa favoreciendo la comprensión y la comunicación así como reforzar la expresión oral estimulando la capacidad para sensibilizar, percibir y producir códigos lingüísticos en general.

La estimulación del lenguaje oral es fundamental para los niñ@s en sus primeros años de vida, que coinciden con su etapa escolar en Educación Infantil. Los alumnos/as que presentan dificultades en el desarrollo del lenguaje, necesitan aún más esta estimulación tanto a nivel individual como en grupo debido al proceso de socialización en que se ven inmersos, y a la necesidad de utilizar la comunicación para expresar sus necesidades tanto con sus iguales como con los adultos.

El desarrollo del lenguaje oral presenta una diversidad evolutiva que justifica llevar a cabo actividades que estimulen y dinamicen el desarrollo del lenguaje fundamentalmente para desarrollar su capacidad anatómico-fisiológica y de imitación dentro de la funcionalidad y la significatividad.








Cuentos para hablar. Narraciones breves para hablar, leer y hacer
Juan Carlos Arriaza Mayas / De cubierta: Juanmi S. Quirós
CEPE, 2002

Tapa blanda. Medidas 19 x 13 cm.
86 páginas.
ISBN: 978-84-7869-403-7

Ideas de actividades:
Antes de la lectura:

  • Ejercicios de Tensión-relajación: giros de cabeza, cuello, hombros y brazos.
  • Ejercicios de respiración y soplo.
  • Ensayo de praxias para entrenar antes de cada cuento (las podemos hacer también delante del espejo).
  • Discriminación de sonido / silencio
  • Onomatopeyas.
  • Trabajamos el título: ordenarlo, añadir palabras, palmeamos, hablamos sobre que nos sugiere…
  • Presentamos a los personajes.
  • Adivinanzas sobre algún personaje y/u objetos o lugares que van a aparecer en el cuento.


Durante la lectura:

  • Pedimos a los niñ@s que estén muy atentos porque tendrá que imitar sonidos, onomatopeyas y praxias durante la lectura.
  • Contamos el cuento con un ritmo y entonación adecuada y a la vez lúdica con el fin de mantener la atención de los ni@s en todo momento.


Después de la lectura:

  • Hablamos sobre el cuento.
  • Jugamos a ¿Qué pasaría si…?
  • Volvemos a contar el cuento con pictogramas, con marionetas…
  • Conversamos sobre la Moraleja del cuento.
  • Conciencia lexical: con frases del cuento o elegida por nosotros, la segmentamos, reconocemos palabras, la contamos, omitimos silaba inicial y/o final, invertimos la frase… (también podemos hacerlo con el título).
  • Construir oraciones a partir de una palabra.
  • Jugamos a adivinar que palabras (bien cosas, personajes, lugares…) aparecen en el cuento: Yo voy diciendo palabras y los niñ@s tienen que levantar la mano si la hemos dicho en el cuento, y cuando la hemos nombrado. Si no aparece todos permanecen en silencio y continuamos con otras.
  • Hacemos una lista en la pizarra con el vocabulario del cuento y la ayuda de los niños.
  • Maratón de palabras: anotamos todas las palabras que los niños recuerdan y vemos quien ha estado más atento y recuerda más.
  • Elaboramos el payaso risitas para jugar después de contar cuento. A partir ahí lo tendremos en el panel de rutinas para practicar la praxias en asamblea.  (Fuente


  • Hacemos los personajes de cada cuento (coloreados y plastificados, goma eva …) para trabajar después de cada cuento el vocabulario, la compresión y la expresión.
  • Dramatizamos el cuento
  • Sacamos y/o nos inventamos canciones, poesías, rimas, … de cada uno
  • Elaboramos disfraces y caretas para la dramatización.



Enlaces de interés:




Mas actividades para trabajar antes y después de cada cuento en Pinterest.



Ana Belén L.

El cocodrilo al que no le gustaba el agua


¿Qué puedes hacer cuando eres un cocodrilo y no te gusta el agua?

Este es el gran conflicto que persigue al protagonista de esta historia a lo largo del cuento.


El pequeño quería jugar con sus hermanos, pero ellos preferían nadar y bucear. Como a él no le gustaba nada el agua pasaba mucho tiempo aburrido observando como ellos se divertían.

A él lo que de verdad le gustaba era trepar por los árboles, pero nadie quería seguirle.


Así que ideó una solución. Pensó en comprarse un flotador para poder compartir las aficiones de sus hermanos.

Emocionado, pensando que con eso podría solventar su miedo al agua, comprobó que tampoco conseguía divertirse, ya que el flotador limitaba mucho sus movimientos.


Por eso, siguió en su empeño de poder hacer lo mismo que sus hermanos y lanzarse de nuevo por el trampolín.


Se llevó tal susto, tragó tanta agua y pasó tanto frío que un estornudo descubrió lo que de verdad pasaba.

¿Realmente era un cocodrilo?

Un libro genial y divertido, que nos muestra la importancia de aceptarnos tal y como somos. El protagonista intentó ser como sus hermanos, por un lado para no sentirse aislado, para poder encontrar su espacio con ellos. Pero gracias a su fortaleza e interés en ese acercamiento se encontró con su verdadero yo y esto hizo que la relación fuera posible, pero eso sí, siendo él mismo, sin intentar aparentar nada.

Con un texto sencillo y unas ilustraciones grandes y expresivas este libro se convierte en uno de los imprescindibles de los más pequeños.

Gemma Merino, con este gran trabajo, el primero que realizaba como ilustradora, obtuvo el Premio Macmillan de álbum ilustrado en 2011 y además el libro también ha ganado el Premio de ilustración de CCEI en 2015. Sin duda, ambos premios muy merecidos ya que se trata de un álbum genial.

El cocodrilo al que no le gustaba el agua
Gemma Merino
Picarona, 2014

Tapa dura. Medidas  27 x 21,6 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-84-16117-04-8
Edad recomendada: 3-6 años.


Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)

Como los protagonistas de la historia son los cocodrilos, podemos realizar diferentes actividades.
  • Colorear esta imagen teniendo en cuenta el código de color: 1 es verde y el 2 azul. (Fuente)

  • Realizarnos caretas con platos de plástico.  (Fuente)

  • Haremos una manualidad de cocodrilo. (Fuente) 

  • Podemos hacer una fiesta temática de cocodrilos con pasteles, recetas, carteles… (Fuente) 
  • Aprendemos a hacer un cocodrilo de plastilina.



Enlaces de interés:

Os dejamos la información del libro en la página de la editorial

Silvia G.

Cinco minutos de paz


Cuántas veces habremos deseado en un día estresante tener cinco minutos de paz.

Esto es lo que le ocurre a Mamá Grande, una elefanta que solo quiere estar tranquila unos minutos. Pero tener tres hijos, no le va a facilitar mucho su deseo.

Mientras los tres pequeños desayunan, y de paso ponen la cocina patas arriba, Mamá Grande decide coger el periódico y su desayuno. 


Pero no pudo llegar muy lejos, ya que los elefantitos deciden acompañarla. Ella tan solo quería ir al baño, y aunque les pidió esos cinco minutos de paz sin ellos, no iba a ser fácil conseguirlos.


Cuando llegó al baño y parecía estar en calma, el silencio desapareció con la flauta de Lester.

Claro, si él podía tocar la canción, Laura tenía derecho a leer una página del libro de lectura (una página o cuatro y media).

Y esto llevó a que el pequeño le dejara todos sus juguetes en el agua calentita.

Y casi sin darse cuenta, se le estaban comiendo el pastel, le habían quitado el periódico y se habían metido en la bañera…




Así que sus menos de cinco minutos de paz, los pasó en la cocina, cuando consiguió escaparse de la bañera.

De manera natural la mamá les pide a sus pequeños esa calma que necesita. Lo hace sin perder los papeles, sin ponerse nerviosa, respetando también que los niños quieran estar con ella.

Un texto sencillo y cotidiano nos acerca a la realidad de cualquier casa. Las ilustraciones tiernas reflejan muy bien los estados de ánimo de cada uno de los personajes de la historia.

Imaginamos que muchos de vosotros os sentís identificados con la pobre elefanta. A veces es complicado conseguir tener esos cinco minutos de paz y tranquilidad.

Todos, grandes y pequeños, necesitamos esos cinco minutos para nosotros mismos.

Es maravilloso recuperar un libro que fue escrito e ilustrado por Jill Murphy hace 30 años.


Cinco minutos de paz
Jill Murphy
Kalandraka, 2016

Tapa dura. Medidas  28 x 23,5 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-84-8464-240-4
Edad recomendada: 3-6 años.


Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)

  • Este libro nos ofrece la posibilidad de hablar de las situaciones que nos producen calma, paz, relajación...

  • También hablaremos de cómo nos sentimos cuando estamos tranquilos y de repente ocurre algo que hace desaparecer ese momento de tranquilidad.

Todo esto nos va a ayudar a trabajar la empatía con los niños.

Por otro lado, como los protagonistas son los elefantes podemos hacer varias actividades en torno a este animal.
  • Haremos caretas, que decoraremos con elementos para que representen a cada uno de los personajes y que no permitan dramatizar la historia. (Fuente)



  • De igual manera podemos crear marionetas de elefante.(Fuente)



  • Jugaremos a unir puntos, pero esta vez seguiremos el orden de las letras del abecedario.(Fuente)



  • Aprenderemos a dibujar un elefante.(Fuente)




  • Jugaremos a montar un elefante con figuras geométricas.(Fuente)







Enlaces de interés:

Os dejamos la ficha del libro de la editorial


Aquí podéis encontrar una pequeña muestra del libro. 

Isabel Hernando

Cierra los ojos


Cierra los ojos es un libro que nos anima a ver más allá de los que nuestros ojos pueden percibir.

Un acercamiento a los sentidos, a las diferentes percepciones que nos ofrecen cada uno de ellos. Un libro que habla de empatía, de integración, de entendimiento, de abrir nuestras mentes.

Cuenta la historia de dos hermanos, en la que uno de ellos percibe el mundo a través de los ojos y el otro en cambio utiliza el resto de los sentidos ya que es invidente.



Uno de ellos es el que nos va contando los diálogos que mantiene con su hermano. Le cuesta entender que lo que él percibe, no es percibido igual por el otro.

- Un reloj es una cosa que te dice qué hora es.
- ¡Qué va!, un reloj es una cajita de madera con un corazón dentro. Escucha.



- Te he dicho que el jabón es para lavarse – le explico.
- El  jabón es una piedra que se deshace y huele bien. Toma.


Y con una conversación llena de ternura que tiene con su madre, el niño consigue entender a su hermano.

- A lo mejor él también tiene razón.
- ¿Y cómo es eso posible?
- ¿De verdad quieres saberlo? Entonces… cierra los ojos.



Con un texto sencillo, este precioso álbum ilustrado nos invita a “sentir” situaciones cotidianas: un árbol, una serpiente, un reloj, el jabón, una bombilla…

Porque a veces quedarnos solo con lo que la vista nos ofrece no es suficiente para vivir en plenitud, si no que tenemos que utilizar el resto de los sentidos para tener recuerdos mas ricos, sensaciones más profundas… Por eso es esencial que toquemos, olamos, saboreemos, escuchemos para ser consciente de todo lo que nos rodea. Y también para acercarnos y entender un poco mejor a las personas que tienen algún tipo de dificultad.

A través de unas ilustraciones simples y sencillas, podemos apreciar la sensibilidad con la que texto e ilustraciones combinan el mensaje del libro, no solo los ojos ven el mundo que nos rodea.

Este álbum ha recibido los siguientes premios:
  • Premio Les Incorruptibles (Francia), otorgado por jóvenes lectores. (2011)
  • IBBY para Niños con Dificultades Especiales. (2013)


Cierra los ojos
Victoria Pérez Escrivá / Claudia Ranucci
Thule, 2009

Tapa dura. Medidas  20 x 26,5 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-84-15357-85-8
Edad recomendada: 3-6 años.


Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)

Este libro nos ofrece el poder realizar actividades en las que estimulemos los sentidos.

Podemos jugar a reconocer diferentes objetos utilizando tan solo uno de los sentidos.

Por ejemplo:
  • Oído: en botes de yogur líquido podemos meter diferentes cosas: garbanzos, agua, algodón, azúcar… Esos botes estarán cerrados por lo que los niños no podrán ver lo que hay dentro. Moverán los botes e intentarán adivinar lo que es cada uno.
  • Gusto: con los ojos cerrados daremos a probar diferentes cosas a los niños y tendrán que adivinar de qué se trata. Como ideas podemos utilizar: chocolate, natilla, galleta saladita, un poquito de zumo de limón.
  • Tacto: meteremos en saquitos diferentes objetos y los niños tendrán que averiguar de qué se trata: lija, hielo, algodón, terciopelo…
  • Olfato: adivinar qué tenemos escondido en diferentes botecitos: canela, colonia, alcohol, café.

Enlaces de interés:

Os dejamos la ficha de la editorial. 




Julia Delgado

Tiempo libre


¿Qué podemos hacer cuando tenemos tiempo libre?
¿Siempre que tenemos tiempo libre podemos hacer la misma actividad?
¿Cambian nuestras actividades en función del clima?
¿Qué nos gusta hacer en cada momento del día?

Todas estas preguntas encuentran respuesta en el nuevo libro de Lizi Boyd.

Un álbum ilustrado en el que sin ninguna palabra, la autora es capaz de transportarnos a diferentes estaciones y momentos del día, por lo tanto a hablar del paso del tiempo.


A través del sus páginas podemos ver como el protagonista del libro realiza diferentes juegos y actividades en el interior de su casa. Observando por las ventanas (troqueladas) conocemos la estación en la que se encuentra (aunque en el interior de la vivienda encontraremos también muchas pistas necesarias). Tras esto, al pasar la página podemos descubrir como es el paisaje en el exterior y a la vez, ver de nuevo desde esos troquelados partes de la habitación.


Encontramos diferentes estancias de la casa: la habitación, la cocina, el baño… Y por lo tanto diferentes exteriores.

Cada página está cargada de detalles, dibujos que expresan momentos. Todas ellas ofrecen información para poder hablar detenidamente de cada objeto y de cada situación.


Las ventanas al dejar ver una parte de las páginas colindantes, nos ofrecen un juego muy interesante que nos da pie a inventar e imaginar qué va a pasar o qué sucedía al otro lado.


A lo largo del libro veremos al protagonista realizando muchas actividades diferentes: plantando, haciendo muñecos de nieve, dibujando, cuidando a sus mascotas, leyendo… Cualquier momento es bueno para divertirse y pasárselo bien. Además de acercarnos de lleno a la naturaleza y a todo lo que podemos hacer gracias a ella.


También descubriremos que todas estas actividades las hace siempre acompañado de sus mascotas (una tortuga, un perro, un gato y un par de ratones). Y a través de ellos también podemos hacer diferentes lecturas del cuento. A la vez que nosotros estamos haciendo algo, muchas cosas suceden a nuestro alrededor.

Un libro delicado en cuanto al tono de las ilustraciones, tierno por todo lo que ello transmite y además que nos puede dar mucho juego para realizar actividades de atención.

La autora de Linterna mágica nos vuelve a sorprender con este fantástico libro en el que viajaremos por todas las estaciones del año.


Tiempo libre
Lizi Boyd
Libros del Zorro Rojo, 2016

Tapa dura. Medidas  23,5 x 23,5 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-84-945123-7-7
Edad recomendada: 3-6 años.


Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)
  • Preguntar a los niños qué es el tiempo libre. Esto nos llevará a hablar con ellos sobre el tiempo que tenemos “obligaciones” y el tiempo en el que podemos realizar cosas a nuestro gusto.
  • Hacer un listado de las actividades que nos gusta hacer cuando tenemos tiempo libre (pintar, ver libros, recortar, jugar con los papás, ir a la piscina, ir a la nieve…).
  • Pensar en los cambios estacionales en cuanto a diferentes aspectos: la ropa, el paisaje, los alimentos.
  • Clasificar las actividades que hemos dicho en estaciones, para observar que algunas de ellas las podemos realizar durante todo el año, y otras en cambio dependerán del clima que haga.

  • Clasificar las actividades que hemos dicho anteriormente en actividades que son al aire libre o actividades que realizamos dentro de algún espacio.

  • Hacer un dibujo de la clase por dentro, picando con el punzón las ventanas para poder poner tras ese dibujo diferentes paisajes.



Fuente


Fuente

  • Juego loto estaciones. Fuente.












  • Puzzle estaciones. Podemos imprimir y recortar para jugar con él. Fuente





  • Juego interactivo: Las estaciones del año. Pelayo y su familia.




  • Y ahora os dejamos varios vídeos con explicaciones y canciones de las diferentes estaciones del año.












Enlaces de interés:

Os dejamos la información del libro en la página de la editorial.

Aquí podéis encontrar una pequeña muestra del libro en un booktrailer.




Lorena Vázquez